Volver atrás

 

 back“Simon Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron: vamos nosotros también contigo. Fueron, y entraron en una barca; y aquella noche no pescaron nada.”  Juan 21:3

 

Jesus había muerto; Pedro, quien le amaba grandemente, le había negado tres veces por temor a perder la vida y ahora apenado por su falta decidió volver al oficio que realizaba antes de conocer al Maestro; pero no resultó.  Pedro volvió atrás porque se sentía muy avergonzado por haber fallado a su Señor.

Por tal motivo Jesús, luego de su resurrección,  vino a Pedro y tres veces le preguntó que si le amaba. Podemos decir que era para compensar las tres veces que pedro le había negado; y mostrarle que le seguía amando igual y que no estaba afectado por la acción de su discípulo.

También Jesús le muestra a Pedro porque no pudo pescar esa noche en el mar; parecía que Pedro había perdido sus habilidades de pescador;  pero en realidad es que ya no era el mismo, pues Jesús lo sacó del mundo de hombres de pesca para convertirlo en pescador  de hombres. Ahora sus nuevas habilidades no funcionaban en su viejo oficio. Jesús vino a visitarle con una nueva encomienda; le estaba entregando la responsabilidad de apacentar y pastorear Sus ovejas. Ese era el nuevo llamado de Pedro.

Si tú iniciaste un caminar con Cristo; pero por alguna razón decidiste volver atrás y ahora las cosas ya no funcionan como antes, permíteme decirte que se debe a que ya estas marcado.  Cuando Jesús entra en nuestra vida, nunca jamás seremos igual, y su propósito se cumplirá en nosotros aun por encima de nuestra propia voluntad.

Cuando Pedro y sus compañeros regresaban de su frustrada travesía de pasar toda la noche sin pescar, ya estaban cerca de la orilla, Jesus les dijo “Echad la red a la derecha de la barca, y hallareis.” Dice la biblia que eran tantos los peces que no podían sacar la red del agua. El que sabe de pesca puede confirmar que en la orilla no se pesca, sino mar adentro; pero Dios todo lo puede. El obra en lo imposible.

Dice la palabra en Isaías 1:18 “Venid ahora, y razonemos –dice el SEÑOR– aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, como blanca lana quedarán.” Así que no importa el motivo que te hizo retroceder, no importa cuán grande fue tu falla, vuelve a Cristo, él tiene grandes milagros para tu vida. Él te ama y tiene propósitos contigo.

DECLARACION: El propósito de Dios se cumplirá en mi vida aun por encima de mi propia voluntad.

Oración: Amado Señor perdóname por perder mi confianza en ti y volverme atrás. Ahora entiendo que tu amor y tu misericordia son tan grandes, que me amas y me perdonas sin importar mi condición. Me arrepiento de alejarme; recíbeme de vuelta en tus brazos de amor, te lo pido en el nombre de Jesús. Amen.

-Mildred Natera

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónEl Violinista
Siguiente PublicaciónExploradores

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.