Una ocasión perdida

Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones.
Hebreos 4:7

Escogeos hoy a quién sirváis.
Josué 24:15

He aquí ahora el día de salvación.
2 Corintios 6:2

Niccolò Paganini (1781-1840), violinista con mucho talento, encargó a Berlioz un concierto con el objetivo de resaltar la sonoridad de su viola Stradivarius, la cual había adquirido recientemente. Berlioz compuso el primer movimiento del concierto para viola y orquesta, pero a Paganini no le gustó, pues según él le faltaba ingenio, así que nunca lo tocó. Berlioz continuó su obra, que llegó a ser la sinfonía «Harold en Italia».

Ésta fue tocada por otro violinista y resultó un verdadero éxito. Más tarde, al oír tocar la obra, Paganini comprendió su error. Aunque estaba muy enfermo, fue a felicitar a Berlioz y le hizo un importante regalo. ¡Pero nada podía compensar la ocasión perdida!

¿Quién no ha dejado pasar bellas ocasiones en su vida? Todos debemos tomar decisiones que tienen consecuencias inmediatas o futuras. Algunas son irreversibles y otras no. Pero cada uno de nosotros debe tomar una decisión de capital importancia: ¿Cómo vivir: con Dios o lejos de él? Dios nos ofrece su presencia, y para la eternidad un lugar de felicidad sin fin.

Aprovechar esta oportunidad es reconocer que soy pecador, que necesito un Salvador; es creer que Jesucristo murió en la cruz por mis pecados, y que él es ese Salvador que necesito.

Rechazar esta oferta o permanecer indiferente es perder la ocasión de beneficiarse de la felicidad que Dios da a los que merecían la condenación: la de pasar la eternidad con él.

Es escoger pasar una eternidad en medio del sufrimiento, sin Dios, con el remordimiento de haber perdido la ocasión.

Nehemías 13 – Juan 12:27-50 – Salmo 119:57-64 – Proverbios 26:9-10
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior Publicación¿Debilidad o pecado?
Siguiente PublicaciónEl odio oculto

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.