Traed a memoria…

recordar

SALMOS 143:5 “Traigo a la memoria los tiempos de antaño: medito en todas tus proezas, considero las obras de tus manos.” 

 

Generalmente, bajo situaciones comunes y corrientes, la memoria nos traiciona y tendemos a olvidar las numerosas ocasiones en que DIOS ha intervenido exitosamente a favor de nosotros cuando nos vimos envueltos en serias dificultades e incluso al borde de la muerte.

 

La intensidad de la prueba a la cual somos sometidos actúa como catalizador para que nuestra memoria se refresque y comience a recordar con lujo de detalles cómo DIOS nos liberó de muchas preocupaciones y graves problemas en el pasado.

La recuerdo de las abundantes demostraciones de Su amor por nosotros hace que éstas acudan como un torrente de agua fresca a calmar la angustia que nos ha causado la opresión.

 

Al igual que los adictos a la adrenalina, dejamos que los problemas nos envuelvan hasta el punto en que nos vemos con el agua al cuello y sólo nos queda levantar una grito de socorro y una súplica de liberación.

¿Te encuentras en un callejón sin salida? ¿Las aguas amenazan con cubrirte? ¿Tu enemigo se sonríe porque piensa que ya te tiene derrotado? ¿Has perdido toda esperanza de salvación?

 

Trae a tu mente el recuerdo de todo lo que DIOS ha hecho por ti. Desde el vientre de tu madre te ha protegido y cada vez que te metiste en problemas y acudiste a ÉL, DIOS te rescató.

 

Reconoce que sólo DIOS puede darte la respuesta que has estado buscando infructuosamente por tus propios medios.

Entrégale a ÉL el control de tu vida porque visto está que no somos capaces de mantenerlo.

Reaviva la esperanza perdida y confía en Jesucristo tu Salvador. Pronto te verás libre del yugo y la opresión. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!

 

ORACIÓN: Gracias Padre Celestial por las muestras de Tu amor. Gracias por todas las bendiciones que Tú has derramado sobre mí y mis seres queridos. Ayúdame Señor en los momentos de prueba y dificultades. Ayúdame Señor para que todo lo que haga sea de Tú agrado. Gracias Señor. En el nombre de Cristo, amén.

 

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.