Superman

He visto muchas películas acerca del superhéroe llamado “Superman”. En cada una de ellas existe un villano llamado “Lex Lutor”. Además “Superman” tiene un objeto que lo debilita y es “la criptonita”. Ahora bien, Superman fue enviado a la tierra por su padre. Su lucha es contra ese villano antes mencionado y evitar tener contacto con la criptonita. Quiero que hablemos hoy del Verdadero SUPERMAN (CRISTO JESUS), que a diferencia del de la película, la criptonita (el pecado) no lo vence, sino que Él venció al pecado en la Cruz. Y tampoco el villano llamado Lex Lutor (Lucifer o Satanás) puede vencerle, pues Cristo Jesús lo derrotó también en la Cruz. Cristo Jesús es el Verdadero Superhéroe que es Real y Vive para siempre.

La Palabra de Dios dice en Juan 10:14-18 “Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí, así como el Padre me conoce a Mí y yo lo conozco a Él, y doy mi vida por las ovejas. Tengo otras ovejas que no son de este redil, y también a ellas debo traerlas. Así ellas escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo pastor. Por eso me ama el Padre: porque entrego mi vida para volver a recibirla. Nadie me la arrebata, sino que yo la entrego por mi propia voluntad. Tengo autoridad para entregarla, y tengo también autoridad para volver a recibirla. Éste es el mandamiento que recibí de mi Padre”. También dice en Hechos 2:22-40 “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis; a Éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella. Porque David dice de Él: Veía al Señor siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido. Por lo cual mi corazón se alegró, y se gozó mi lengua, y aun mi carne descansará en esperanza; porque no dejarás mi alma en el Hades, ni permitirás que tu Santo vea corrupción. Me hiciste conocer los caminos de la vida; me llenarás de gozo con tu presencia. Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono, viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción. A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. Porque David no subió a los cielos; pero él mismo dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación”.

RECUERDA, CRISTO JESÚS ES EL VERDADERO SUPERHÉROE, ÉL ES EL VERDADERO SUPERMAN, EL ÚNICO QUE NUNCA HA SIDO DERROTADO. ÉL HOY TE OFRECE SALVACIÓN Y VIDA ETERNA Y PARA CONSEGUIR ESTO, LO ÚNICO QUE NECESITAS ES ACEPTARLO COMO SEÑOR, SALVADOR Y REY DE TU VIDA. ¿YA LO TIENES EN TU VIDA? HASTA QUE HAYA AIRE EN TUS PULMONES TIENES OPORTUNIDAD DE HACERLO. HAZLO ANTES DE QUE SEA TARDE.

Dios te bendiga,

Luis Manuel Polanco Schott

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónGenesis 5 – Los descendientes de Adán
Siguiente PublicaciónQuién es el jefe?

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.