Revisión de Modestia

Revisión de Modestia

“Las mujeres deben adornarse…” I Timoteo 2:9-10

Primero, es el momento de revisar nuestros corazones…

“¿Cómo discierne una mujer a veces la línea estrecha entre vestido apropiado y vestirse para ser el centro de atención? La respuesta comienza en la intención del corazón. Una mujer debe examinar los motivos y metas de la manera en la que se viste.

¿Es su motivo mostrar la gracia y la belleza de su condición de mujer? ¿Es revelar un corazón humilde y dedicado a alabar a Dios? ¿O es llamar la atención sobre sí misma y exhibir su belleza? ¿O aun peor, para tratar de seducir a los hombres sexualmente? Una mujer que está enfocada en la adoración a Dios considerará cuidadosamente como está vestida, porque su corazón va a dictar su closet y su apariencia”… Jonh MacArthur.

Al vestirnos no debemos dejar de ser femeninas y cuidadosas, al estar bien puestas, adornadas, bien combinadas, bien olorosas, impecables, pero sencillas, suaves.

Al hacer esto cada día al cambiarnos sea para salir o para estar en casa debemos hacernos las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué dice mi ropa acerca de mi corazón?
  1. Al elegir la ropa que me voy a poner hoy, ¿La atención y la aprobación de quién estoy buscando? ¿Estoy buscando agradar a Dios o impresionar a los demás? 
  1. ¿Es lo que yo me pongo consistente con los valores Bíblicos de la modestia, el dominio propio y el atuendo respetable, o revela una excesiva identificación y fascinación con valores culturales pecaminosos (roma muy ajustada, apretada, indecoro)
  1. ¿Con quién me quiero identificar a través de mi vestimenta? ¿Es la Palabra de Dios mi estándar o lo es la última moda?
  1. ¿He solicitado la evaluación de personas sanas en lo concerniente a mi vestimenta? 
  1. Revela mi vestido una relación con el evangelio, o hay alguna contradicción entre mi profesión de fe y mi práctica de la santidad?

Así que, cuando estoy lista para salir de mi casa, todavía debo hacer una revisión de mi modestia y tomar en consideración  algunas cosas que debo buscar mientras me paro enfrente de mi espejo, que son:

Comenzando desde la parte de arriba de mì…

1. Cuando me pongo una camisa holgada o con cuello bajito, ¿Puedo ver algo cuando me inclino hacia adelante? Si es así, debo recordar poner mi mano en mi cuello cuando me incline.

2. Una palabra acerca de las correas de la cartera: Como puede ser un asunto de modestia una cartera? Cuando te la pones con la correa por el pecho. No importa cual camisas tengas, esto acentúa tu pecho y crea una tentación para los hombres.

3. Si tengo puesta una camisa con botones, debo voltearme y moverme para ver si hay algún espacio que deje ver mi pecho. Si los hay, debo tomar mi alfiler y cerrar los espacios entre cada botón.

4. Debo hacer esta misma revisión si me pongo una camisa sin mangas. Cuando me muevo, Puedo ver mi brasier? Si la respuesta es si, necesito usar los alfileres de nuevo!

5. Estoy usando una camisa de tiritos, una blusa con los hombros afuera, o una camisa transparente? Ni siquiera los alfileres arreglaran este problema. A la mayoría de los hombres estas camisas lo desayudan. Es tiempo de volver al ropero.

6. Puedo ver la arandela o el cosido de mi brasier a través de mi camisa? En este caso los brasieres sin costura son una mejor opción.

7. Un ultimo chequeo de mi camisa: Revela alguna parte de mi busto? Se ve mi estomago cuando levanto mis manos sobre mi cabeza? Es mi camisa demasiado apretada? Si la respuesta es si a cualquiera de estas preguntas, necesito cambiarme de ropa.

8. Estoy enseñando mi estomago o mi ropa interior cuando me inclino o levanto las manos? Si es así, Es porque mi falda o mis pantalones están muy bajitos? Mi camisa necesita ser mas larga o necesito encontrar una falda o pantalones que queden más altos.

9. También debo voltearme y mirar si lo que tengo puesto esta muy apretado alrededor de mis nalgas o si se me ve la línea de mi ropa interior. Si es así, se lo que debo hacer!

10. Con los pantalones cortos- no puedo chequearlos solo cuando estoy parada. Necesito ver cuanto revelan cuando me siento. Si se ve mucha pierna, necesito un par mas largo.

11. El chequeo sentada también se aplica a mi falda y a mi vestido. Y debo recordar mantener mi falda halada abajo y mis rodillas juntas cuando estoy sentada.

12. Hablando de faldas, cuidado con esos abiertos! Revelan demasiado cuando camino? Los alfileres también nos pueden ayudar aquí.

13. Antes de salir, debo darle a mi falda un “Chequeo de Sol”. Es transparente? Si es así, necesito un medio fondo.

14. Finalmente, debo recordar hacer este chequeo con mis zapatos puestos. Los tacos altos pueden hacer que mi falda o mi vestido se vean más cortos.

 

No te olvides – todo esto aplica también a la ropa formal.

Una nota acerca de la ropa de playa o de piscina. Busca trajes de baño de una pieza lo mas cubierto posible. Que cuando se mojen, no se marquen tus partes íntimas.

Al leer esta lista de recomendaciones pareciera dar la impresión de que dicha lista es o anticuada o muy legalista o extremista. Hermanas, No, no es así y esa no es la intención al comunicar estas recomendaciones. Nosotras somos creyentes, linaje escogidas por Dios y por lo tanto debe reflejarse en nosotras alguna diferencia de cómo se visten las mujeres no cristianas, que no tienen el conocimiento de Dios y Su Palabra.

El vestirnos hoy día no significa que estaremos arropadas totalmente, con colores oscuros, faldas largas hasta los tobillo o cubiertas hasta el cuello, NO, significa que siempre tomaremos en cuenta ciertos principios y parámetros al vestir.

Cada época en la que vivimos, tiene algunas modas que podemos usar, siendo decorosas y reflejando modestia y sencillez y usando colores de la época. Sin dejar de estar a la moda. Eso implica que muchas veces si podemos y está dentro de nuestras posibilidades podemos consultar algún consejero de moda o asesor que manteniéndose dentro de los parámetros que hemos visto podamos recibir sus recomendaciones al vestirnos. Veamos algunos consejos Bíblicos ( ).

En todo esto debemos ver nuestro corazón, reflexionar bien para quien nos vestimos. Todo lo que hacemos debemos hacerlo para el Señor y veremos que reflejaremos hermosura y seremos de testimonio para otros.

Las casadas, deben vestirse para el Señor y luego para agradar a sus maridos.

Las solteras deben vestirse para El Señor. Dios luego se encarga de exaltarla.La Mujer que Teme a Jehová es la que será alabada.

Debemos temer a Dios cuando nos vestimos. Evitar consecuencias y evitar ser obstáculos de tropiezo para otros.

Debemos recordar que podemos tomar algunas modas y colores favorables para nuestros cuerpos, para nuestras edades, para nuestro tipo de trabajo, sin dejar de estar elegantes. Siempre tomando en consideración de que el hombre que este con nosotras no nos querrá por lo que estemos enseñando de nuestras partes privadas y de estar destapadas, porque en verdad el hombre de verdad nos querrá primeramente por lo que reflejamos y somos internamente y luego por nuestro cuerpo.

Nosotras podemos estar bien adornadas y femeninas, a la moda y ser muy atractivas y sencillas. Veamos un ejemplo Bíblico. ( )

Dios nos ayude a reflexionar sobre estas cosas y nos ayude a ser prudentes, a tener un corazón sumiso y no rebelde, dispuestas a ser diferentes. A MARCAR UNA DIFERENCIA, parala Gloria de Dios. Pongamos en alto el estándar de Cristo con nuestro vestir.

Guardemos nuestros corazones, guardemos los ojos de los hombres y el testimonio de Cristo.

No nos dejemos llevar de las presiones de otros, de las presiones de ciertas modas, de las presiones de ciertos grupos ni de las presiones del mundo.

Cuando vayamos a comprar ropa y tengamos que medirnos las piezas, recordemos todo lo escrito anteriormente. Nosotras debemos hermosear nuestra iglesia, nuestro hogar, nuestro trabajo, nuestro ambiente donde nos movemos con delicadeza, con prudencia, con decoro, con elegancia, con feminidad, con suavidad, que se vea en nosotras una gran diferencia y que por sobre todo reflejemos un testimonio de que Cristo mora en nosotras.

Que Dios les bendiga ricamente y derrame sobre ustedes sobreabundante Gracia, amor, decoro y prudencia al vestir.


Este recurso fue producido por:
Carolyn Mahaney/Nicole Whitacre/Kristin Chesemore/Janelle Mahaney

Notas y arreglos agregados producidos en última revisión por:
Calcaño Cepeda, Evelyn (2012)

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.