Reflexiones – Disfruta tu cafe

Reflexiones – Disfruta tu cafe

Filipenses 4:6 “Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se pusieron de acuerdo y fueron a visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla devino en quejas acerca del interminable
‘stress’ que les producía el trabajo y la vida en general.

El profesor les ofreció café. Fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más selecta y variada: todas las tazas eran grandes pero eran de porcelana, plástico, vidrio, cristal -unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas-…

Tranquilamente las puso sobre la mesita de centro y les dijo que escogieran una taza y que se sirvieran un poco del café recién preparado. Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo:

-“Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al ‘stress.’”-

Continuó: -“Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos. Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores.”-

-“Después se pusieron a mirar las tazas de los demás. Ahora piensen en esto: La vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos. A menudo, por concentrarnos sólo en la taza dejamos de disfrutar el café.”-

-¡Disfruten su café! La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, recuérdenlo: Vivan de manera sencilla. Tengan paz. Amen y actúen generosamente. Sean solidarios y solícitos. Hablen con amabilidad.

El resto déjenselo a Dios. Y recuerden que: la persona más rica no es la que tiene más sino la que necesita menos…

Oracion: Padre Celestial te agradezco por el nuevo día que me das y te pido que me perdones las faltas que he cometido. Recurro a Ti para agradecerte por el don de la vida que me has dado, por las ricas bendiciones recibidas y porque Tu me ayudas a hacer lo mejor con lo que tengo en bien de mis seres queridos, amigos y de mi prójimo. Gracias Señor por las muestras de Tu amor. En el nombre de Cristo, amén.

Por: Ritchie Pugliese

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.