Sun, 28 February 2021

PúlpitoEvangélico – CONTINUAMOS NUESTRA TAREA

Continuamos nuestra tarea

Pastor Jorge L. Cintrón

 

“Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.” Isaías 30:31

 

Israel se encontraba en un momento difícil y quería librarse de la amenaza del Imperio Asirio. Su liderato político entendía que la forma de lograr esto era  hacer alianza sometiéndose a Egipto. Mas había una dificultad; eso no eran los planes de Dios. Isaías se levantó proféticamente a advertir a Israel y a señalarle un camino; aguarden esperemos en Jehová Dios. Milagrosamente Dios intervino y las fuerzas que rodeaban a Israel se retiraron.

 

Durante el tiempo de esta crisis Isaías trajo palabra de Dios a Israel. “Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.” (Isaías 30:21)

 

¡Cuán agradable es oír la voz de Dios!

 

Pablo al compartir su testimonios con el Rey Agripa le señaló lo que el Cristo Glorificado le dijo en el camino de Damasco: “Levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados. Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial”, (Hechos 26 :16-19)

 

Pablo casi al final de su ministerio le escribe a los filipenses. “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios. Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa.” (Filipenses 3:13-16)

 

El autor de la carta a los Hebreos señaló: “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar. (Hebreos 12:1-3)

 

Los discípulos a través de Jesús antes de Él ascender al cielo escucharon la voz de Dios: Anunciad el Reino de los Cielos

 

Esas palabras deben de retumbar en el día de hoy en medio de la Iglesia. Esa mismas palabras tienen que retumbar en los oídos de todo creyente en el día de hoy.

 

2 Timoteo 4:1-3 señala, “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,  que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias”,

 

Israel en el momento difícil que vivía y queriéndose librar de la amenaza del Imperio Asirio comenzó a escuchar otras voces. Voces que le decían que su confianza debía estar en una alianza con Egipto.

 

Las situaciones de crisis pueden llevar a los creyentes y hasta a la iglesia a dejar de escuchar la voz de Dios para poner su oído en otras voces.

 

El creyente y la iglesia no pueden olvidar que lo que tiene que guiar su tarea es la voz de Dios. Esa voz ha sido, es, y será la misma: Anunciad el Reino de los Cielos

 

Desde el 16 de marzo de 2020, cuando se implementó en Puerto Rico el primer “lock down” por el Covid 19, la voz que se ha estado escuchando, hasta hoy, ha sido protéjanse del “coronavirus”Eso ha estado muy bien. Mas desde hace unas semanas  la inquietud que ha llegado a mi ser es: “cuídense del covid, mas es tiempo que los creyentes y la iglesia  CONTINÚEN SU TAREA; Anunciad el Reino de los Cielos “Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.” Isaías 30:21

 

La palabra de Dios para Israel mientras se debatía entre una alianza con Egipto o confiar en Jehová para enfrentar la amenaza de Asiria fue; “Porque desechasteis esta palabra, y confiasteis en violencia y en iniquidad, y en ello os habéis apoyado; por tanto, os será este pecado como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene súbita y repentinamente. ….. Jehová esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado teniendo de vosotros misericordia; porque Jehová es Dios justo; bienaventurados todos los que confían en él. Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo”. (Isaías 30:12,13,18,20) Añadió Jehová: Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de granizo. Porque Asiria que hirió con vara, con la voz de Jehová será quebrantada.” (Isaías 30:30,31) Esas palabras de Jehová vinieron con promesas: “Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda. ….. Vosotros tendréis cántico como de noche en que se celebra pascua, y alegría de corazón, como el que va con flauta para venir al monte de Jehová, al Fuerte de Israel. (Isaías 30:21,29)

 

Es tiempo para anunciar el Reino de los Cielos. Aquellos que le han dado la espalda a Dios, vuélvanse a Dios. Los que viven bajo el pecado y no han reconocido públicamente a Jesús como su Salvador; este es el tiempo de Salvación. Es tiempo para  anunciar el Reino de los Cielos.

 

¡Continuemos nuestra tarea!

 

(Continuamos nuestra tarea mensaje que será predicado el domingo 24 de enero de 2021 a las 9:30am (Transmisión a través de FACEBOOK LIVE en la página de Jorge L Cintron) y a las 11:30am en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey)

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ayúdanos a compartir Su Palabra...

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15

YOUTUBE

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER

PINTEREST

VIMEO

EMAIL (Suscripción)

Recibelo diario.

WHATSAPP #1

Recibelo diario.

WHATSAPP #2

Recibelo diario.

WHATSAPP #3

Recibelo diario.

TELEGRAM

Recibelo diario.

TIKTOK

Recibelo diario.

CREAR POSTAL

Crea hermosa postal
Con tu versiculo favorito!

Anterior PublicaciónPENSAMIENTO DIARIO –MISEÑOR
Siguiente PublicaciónAyuno Día 6 – Dios actúa en ti

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.