Púlpito Evangélico – – UNA IGLESIA VICTORIOSA

UNA IGLESIA VICTORIOSA

PASTOR JORGE L. CINTRÓN

 

“Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” Apocalipsis 3:7-13

 

 

La Iglesia de Filadelfia es una de las siete iglesias a las cuales el Cristo Glorificado les envía la revelación del libro de Apocalipsis. La iglesia de Filadelfia no recibió en el mensaje que le fue enviado por el Cristo Glorificado ningún reproche. Solamente alabanzas. Solamente a dos de las iglesias del Apocalipsis se les alaba sin reservas, de corazón y amorosamente: a Esmirna y a Filadelfia. Estas dos ciudades han conquistado y ostentado la gloria de ser campeonas del cristianismo a través de los siglos.

 

La Iglesia de Filadelfia podría ser tipo de la iglesia victoriosa que cumple bien la tarea que se le ha encomendado. A mi manera de ver a esta iglesia que ha hecho bien su tarea.

 

He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies,  y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.” (Apocalipsis 3:9,10)

 

A mi manera de ver a esta iglesia que ha hecho bien su tarea el Cristo Glorificado le da una encomienda adicional: he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta”

 

Hay una ley espiritual que yo he ido descubriendo y que muchas personas a veces no entienden. La recompensa para aquellos que hacen bien su trabajo en el Reino de los Cielos es más trabajo.

 

Al darle esa tarea el Cristo Glorificado reconoce las limitaciones que tiene esa iglesia porque aunque tienes poca fuerza”.

 

Hay otra ley espiritual que tal vez es más difícil de entender para algunas personas. Dios no le da tareas a las personas dependiendo de las habilidades o capacidades que tengan; Dios da esas tarea teniendo en cuenta cuánto esos creyentes han estado dispuestos a depender de Él.

 

Dios tiene criterios específicos para valorar las capacidades de sus seguidores para depositar en ellos tareas mayores; es por eso que el Cristo Glorificado le dice a esta iglesia porque ha puesto ante ella una puerta abierta. La he puesto por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia.

 

El Cristo Glorificado le hace una advertencia a la Iglesia de Filadelfia. Les advierte que  retengan lo que han recibido. Le dice retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.

 

El rey Saúl no pudo retener lo que había recibido. Pudo ser el rey más extraordinario que Israel tuviese.

Su descendencia pudo estar por siempre en el trono de Jerusalén. Perdió lo que había recibido. Le fue dado a David que se convirtió en el gran rey David. David cometió faltas contra Dios, pero se arrepintió. Dios dice que David tenía un corazón como el de Él. Retuvo lo que recibió.

 

El Cristo Glorificado se le identifica a esta iglesia como el “Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David.”

 

Al utilizar el título del Santo, el Cristo Glorificado se le está identificando como Dios.

 

La palabra verdadero significa auténtico. El Cristo Glorificado se le presenta a la iglesia como el auténtico.

 

El contexto bíblico le asigna a las llaves un significado de autoridad. Se decía, también, que el que tenía las llaves de un rey tenía la autoridad para determinar quién podía ver a l rey.

 

La Iglesia de Filadelfia había pasado por momentos de prueba y persecución.

 

El Cristo Glorificado la reconoce y es por eso que le dice: “por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia”. (Apocalipsis 3:10) Aunque la Iglesia de Filadelfia tenía poca fuerza, había guardado la Palabra de Jesús y no había negado su nombre.

 

El Cristo Glorificado había abierto una puerta  ante ella la cual nadie podría cerrar. Esa puerta abierta haría que los que eran parte de la sinagoga de Satanás vinieran a ella: “los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.”  (Apocalipsis 3:9) La expresión sinagoga de Satanás se refiere a la comunidad judía que vivía en Filadelfia. Ellos probablemente habían sido los responsables de los momentos de prueba y persecución que la Iglesia de Filadelfia había experimentado. El Cristo Glorificado le estaba afirmando a la Iglesia de Filadelfia que la puerta abierta haría que los judíos de Filadelfia se convertirían a la fe evangélica.

 

Muchos estudiosos de La Escritura señalan que la puerta abierta que esta frente a la Iglesia de Filadelfia es la oportunidad para que proclamen las buenas nuevas de la evangelización de nuevos sectores cercanos al Imperio Romano. Ustedes, les dice el Cristo Glorificado, Han guardo do la palabra de mi paciencia, tiene pocas fuerzas pero yo abro una puerta que nadie podrá cerrar y que harán que muchos vengan y reconozcan que yo les he amado.

 

Jesús de Nazareth en la parte final del Sermón del Monte utiliza la metafóricamente la palabra puerta para presentar la decisión a la cual se tiene que enfrentar toda persona ante el mensaje del evangelio. “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” (Mateo 7:13,14)

 

Jesús también al presentar la parábola de la diez vírgenes al hacer referencia a la insensatez de cinco de la vírgenes de no estar preparadas para la venida del novio señala: Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.” (Mateo 25:10)

 

El apóstol Pablo utiliza en sus cartas  el concepto de la puerta abierta. Le escribe a los colosenses: “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias; orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso.” (Colosenses 4:2-3)

 

Una iglesia victoriosa es: 1) fiel a Dios y su Palabra, 2) No depende de sus propias fuerzas, sino del poder del  Cristo Glorificado, 3) retiene lo que Dios le ha dado. y 4) es guardada por el poder del Cristo glorificado

 

El Cristo glorificado no tan solo quiere que su iglesia sea victoriosa, sino que toda persona sea victoriosa. Esa victoria solamente se puede obtener reconociendo a Jesús como Salvador personal.

 

Si aún no has reconocido a Jesús como tu Salvador personal esta oración te puede ayudar a disfrutar esa salvación

 

"Padre, reconozco que soy pecador.

Acepto que Jesucristo es:

Tu Hijo, que es el hijo de Dios,

Que murió en la cruz por mis pecados,

Que Tú, Padre, le levantaste de los muertos.

 

Gracias Jesús por pagar el precio de mis pecados.

Perdóname y hazme una nueva criatura.

Lávame con tu sangre y entra en mi corazón.

Te entrego hoy mi vida.

Te recibo como mi Salvador y Señor.

 

Santo Espíritu ven a mi vida.

Capacítame para vivir cada momento de mi vida de acuerdo a la decisión que hoy he tomado.

 

En el nombre de Jesucristo he orado. Amen"

 

 

N O T A:

 

Si al leer este mensaje quieres recibir a Jesucristo como tu Salvador personal envíame un mensaje a mi correo electrónico. Mi correo electrónico es cadenadeintercesión@yahoo.com Todo correo electrónico será leído solamente por este servidor y mantenido en completa confidencialidad.

 

Este mensaje será presentado el domingo 9 de diciembre de 2018 a las 10:15am en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey.

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.