Púlpito Evangélico – UN CORAZÓN MATERNAL

EL CORAZÓN MATERNAL

PASTOR, JORGE L. CINTRÓN

 

“Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.”

Lucas 2:19

 

Al escribir la obra de teatro Tomás, llamado el Dídimo coloqué en los labios de María estos parlamentos.

“Recuerdos. …..  Tengo muchos de ellos guardados en mi corazón. ….. El ángel que me anunció que había concebido un niño porque el Espíritu Santo vendría sobre mí y el poder del Altísimo me cubriría con su sombra. ….. el viaje a Belén a empadronarnos. ….. . Cuando Él nació unos pastores vinieron hasta el lugar dónde estábamos. ….. Tiempo después unos hombres sabios también llegaron de oriente buscando a mi niñito. ….. Mi niñito…Jesús. ….. Y ayer murió en una Cruz…. como un criminal”.

 

“Yo estaba al pie de su cruz. Todos lo abandonaron. Solamente estaban conmigo; mi hermana, la esposa de Cleofas, y María Magdalena…también tú, amado Juan”.

 

“Juan…. mi niño… mi hijo…. Mi Jesús…. sufrió tanto en esa cruz …. Se me desgarró el corazón cuando le oí decir: “Sed tengo” …. y cuando clamó a gran voz: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”

 

“Si, sus palabras fueron unas palabras llenas de un amor misericordioso. ….. Antes de expirar sacó fuerzas y clamó a gran voz: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.”…Al escucharlo decir esa frase la labor para la cual fui escogida por Dios había finalizado. Ahora no es mi hijo. ¡Es mi Salvador!”

 

Al colocar esas palabras en labios de María lo que trate de hacer fue compartir lo que pudieron haber sido las emociones que florecieron en diversos momentos en el corazón maternal de María, la madre de Jesús: 1) la alegría ante el nacimiento de su primer hijo, 2) la tristeza que traspasó su corazón ante la muerte de su hijo en la Cruz del Calvario, y 3) su regocijo al reconocer que Jesús no era su hijo, sino el Salvador del mundo y su Salvador personal.

 

Jesús nunca utilizó la palabra madre para referirse a María. El utilizó la expresión mujer “guynai”. La utilizó en la fiesta de boda en Canán y desde la Cruz. No hay palabra en el idioma español que pueda recoger el significado de la palabra “guynai”. Esta palabra expresa un respeto amable.

 

Jesús a través de su ministerio estableció el lugar que le correspondía a María. Era su madre; el instrumento utilizado para la encarnación del Verbo de Dios. Hasta ahí llegaba la participación materna de María en su ministerio. No obstante Él se sujetó a José y María mientras crecía en sabiduría, estatura y gracia para con Dios y los hombres.

 

Los hombres nunca podrán entender las emociones que brotan del corazón de una madre. Las mujeres que han sido biológicamente madres aventajan emotivamente a los hombres. Durante nueve (9) meses llevan a su criatura en su vientre logrando una hermosa conexión emotiva con ella. Al momento de parir experimentan la hermosa sensación de ser dadoras de vida. Mientras amamantan a sus criaturas esa intimidad emotiva se fortalece.

 

Reconozcamos la hermosura de las emociones de un corazón maternal.

 

No me di a la tarea de lanzarme a investigar si en la fisionomía de la mujer hay algo que la prepare para tener un corazón maternal. Yo pienso que sí, aún a riesgo de ser desmentido por aquellos que tienen más conocimiento que yo. Pienso que la mujer desde que nace tiene un corazón maternal.

 

Hay mujeres que no son madres biológicamente pero tienen un corazón maternal.

 

La Biblia dice a ellas:

 

Salmo 113:9 dice así, luego de combinar dos traducciones de la Biblia: Reina–Valera 1960 y Dios Habla Hoy; “A la mujer que no tuvo hijos El hace habitar en familia; que se goza en ser madre de hijos. ¡Aleluya!”

 

Isaías 54:1 dice así, luego de combinar dos traducciones de la Biblia; Nueva Traducción Viviente y Reina–Valera 1960; “¡Canta, oh mujer sin hijos, tú que nunca diste a luz! Prorrumpe en canciones de alegría a toda voz, tú que nunca tuviste dolores de parto. Pues la mujer desolada ahora tiene más hijos que la que vive con su esposo —dice el SEÑOR—.”

 

Reconozcamos la hermosura de las emociones del corazón de aquellas mujeres que no han sido madres biológicas, pero que Dios les hadado un corazón maternal.

 

Las emociones de la madre de Moisés tuvieron que ser inmensas. Ver nacer a su hijo varón sabiendo que debía morir por decreto de faraón. Esconderlo por tres meses. Echarlo al río en una canasta para tratar de salvarlo. Cuidarlo como nodriza para luego entregarlo a la hija de faraón.

 

El corazón de Sara se volcó ante Dios pidiéndole un hijo. Ser primeramente mal entendida por el sacerdote  Elí. Luego nacer el hijo para posteriormente entregárselo a Elí cumpliendo la promesa de dedicarlo a Dios.

 

Timoteo fue criado por el corazón maternal de Loida y Eunice el cual sembró la semilla de la fe. Aunque Timoteo era producto de un matrimonio de yugos desiguales.

 

El último capítulo del libro de Proverbios, capítulo 31, se presenta un hermoso poema que es un elogio de la mujer virtuosa. Casi al final de ese poema se señala: “Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada”  Luego el poema continúa: “Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas. Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada”.

 

El corazón maternal es un corazón como el de la madre de Moisés que se sacrifica por sus hijos. Al igual que Ana, el corazón maternal, entrega sus hijos a Dios. Un corazón maternal da lecciones de fe a sus hijos cual lo hicieron Loida y Eunice aunque las condiciones alrededor a él no sean las mejores. Un corazón maternal cual la mujer virtuosa de Proverbios teme a Dios.

 

El corazón de María fue un corazón maternal. Se regocija ante el nacimiento de su hijo. Ante los sufrimientos de su hijo se conmueve. El corazón maternal reconoce a Jesús como Salvador.

 

Las mujeres son preparadas para tener un corazón maternal. Madre te recocemos y te estimamos.

 

¡Mujer que tu corazón sea uno maternal!


Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.