Púlpito Evangélico – Nuevas de gran gozo

NUEVAS DE GRAN GOZO

Pastor, Jorge L. Cintrón

 

“Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre”.

Lucas 2:8-12

 

Hay una historia que conocí cuando yo era un adolescente la cual me gusta repetir siempre que se acerca el Día de Navidad.

 

La misma señala que hace muchos años se publicó una tarjeta de felicitación navideña que llamó mucho la atención. Dicha tarjeta navideña se titulaba "Si Cristo no hubiera nacido". La tarjeta de felicitación presentaba a un pastor evangélico que en la mañana de navidad se había quedado dormido en su despacho y soñaba que vivía en un mundo al cual Jesús nunca había venido.

 

En su sueño, creía estar en su casa, pero por más que buscaba no podía ver las campanitas, los arbolitos, ni los juguetes de Navidad: salió a la calle y no encontró iglesias con espirales señalando al cielo. Volvió a su casa, se sentó en su biblioteca, pero todos los libros que hablaban del Maestro habían desaparecido.

 

De pronto sonó el timbre de la puerta y al abrirla halló que se trataba de un joven cuya madre estaba muriéndose y le pedía que fuese a visitarla. Inmediatamente acompañó al desconsolado hijo a ver a la madre moribunda. Al llegar a la casa se sentó a la cabecera de la cama y le dijo: "Tengo algo para consolarla." Abrió su Biblia para buscar una promesa conocida, pero con sorpresa se dio cuenta que el libro sagrado terminaba en Malaquías, el último libro del Antiguo Testamento. No había una palabra del evangelio. No había esperanza. No había salvación. Lo único que pudo hacer fue inclinar su cabeza y llorar con el pobre muchacho en amargura  y desesperación.

 

Y en esa angustia despertó de su sueño.

 

El ángel que anuncio el nacimiento de Jesús presentó un mensaje claro y preciso: he aquí os doy nuevas de gran gozo

 

¿Cuáles son esas nuevas que producen gozo?; 1) Ha nacido el Salvador; aquel que liberta de las consecuencias del pecado; 2) Ha nacido el Cristo; aquel que el pueblo de Israel esperaba: El Mesías; y 3) Ha nacido el Señor; Dios entre los hombres.

 

La palabra GOZO, sin contar sus derivados, ocurre ciento veintiséis (126) veces en la Escritura, según señalan algunos. Siempre que se menciona el GOZO se hace aludiendo al hecho de una experiencia interna, no sujeta a las fluctuaciones de las emociones. El GOZO va por dentro, pero tiene que verse por fuera.

 

Voy a tomar algunos versos bíblicos que hacen referencia al gozo:

 

“No os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.” Nehemías 8:10

 

Los salmistas hicieron varias expresiones sobre el gozo.

 

“En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.” Salmos 16:11

“Jehová es mi fortaleza y mi escudo; en él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico le alabaré.” Salmos 28:7

 

“Por cuanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; en las obras de tus manos me gozo.” Salmos 92:4

 

El predicador en Eclesistés expresó: Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo.” Eclesiastés 2:26

 

“Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.” Lucas 10:17

 

Jesús mencionó el gozo: Dijo “Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.” Juan 15:11 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido”. Juan 16:24

 

También Pablo hizo expresiones sobre el gozo: “Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración” Romanos 12:12 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.” 2 Corintios 12:10 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe” Gálatas 5:22

 

Finalmente el autor de I Tesalonicenses expresó: Estad siempre gozosos.” 1 Tesalonicenses 5:16

 

Los pastores al escuchar el mensaje del ángel de que había nacido: el Salvador, el Cristo, el Señor fueron transformados por el gozo de esa noticia. Cambiaron su temor en GOZO; el GOZO diluyó su temor. Cambiaron su ruta; pasaron a ver lo que había acontecido. El GOZO promueve nuevos caminos. Comenzaron a dar testimonio; contaban de lo que habían sido participes: ¡una verdadera experiencia de GOZO! El GOZO nos hace participes de una historia única. Convirtieron sus vidas en una alabanza proclamadota: volvieron…. glorificando y alabando a Dios…… El GOZO nos convierte en personas  felices, que aman a Dios.

 

¡Qué bueno que Cristo Jesús nació! ¡Qué bueno que hay Navidad! ¡Qué bueno que hay nuevas de gran GOZO!


Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónLa única solución es huir
Siguiente Publicación¿Está ansioso?

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.