Púlpito Evangélico – ALUMBRE VUESTRA LUZ

- Advertisement -

ALUMBRE VUESTRA LUZ

Pastor, Jorge L. Cintrón Calzada

 

Mensaje para ser predicado en el Pabellón de Oración de la Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico el

21 de enero de 2024, 7:30pm”

 

Texto Bíblico: Mateo 5:14-16

 

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

 

El evangelista Juan utiliza de una forma muy hermosa la imagen de la luz para describir a Jesús. Al iniciar su libro, en su prólogo, refiriéndose a Jesús señala: “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.” (Juan 1:4,5) Luego continúa: “Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.” (Juan 1:9) Juan va a recoger en dos (2) ocasiones en su libro que Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo” (Juan 8:12; 9:5)

 

Es extraordinario para mí que Jesús en el Sermón del Mundo haya dicho: Vosotros sois la luz del mundo” (Mateo 5:14) Podría decirse que ese es el mayor cumplido al cristiano individualmente. Jesús le está diciendo al cristiano individual que es como Él afirmó ser. Al afirmar Jesús que sus seguidores son luz del mundo está señalando que son lo que Él es. Hay que afirmar que los seguidores son luz del mundo porque reflejan la luz que emana de Jesús. Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” (Juan 8:12)

 

En una ocasión un niño visitaba con su tía uno de los grandes templos de una ciudad. La luz de los rayos del sol penetraba a través de los cristales de los grandes ventanales de vivísimos colores, donde se destacaban las figuras de los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Contemplaba, embelesado a uno de ellos cuando le preguntó a su tía:

 

-¿Quién es ése?

-Ese es el apóstol Juan- le respondió su tía.

-Y ese otro, ¿quién es?

-Ese es el apóstol Pedro.

-¿Y aquél de más allá?

-Ese es Pablo –y así continuó preguntando por cada uno de ellos.

 

Al fin el niño dio un suspiro de satisfacción y exclamó:

 

-Ya sé lo que es un santo. Un santo es uno a través del cual brilla la luz del cielo.

 

La Biblia llama a todos los cristianos santos. Así que un cristiano es uno a través del cual brilla la luz del cielo.

 

El cristiano es luz para el mundo

 

Celebraba el evangelista D. L. Moody una serie de conferencias en un lugar. Asistían a la misma un grupo de jóvenes que tomaban muy en serio la fe cristiana. Una noche tuvieron una vigilia de oración. Cuando llegaban de ella por la mañana se encontraron con Moody que les preguntó qué habían estado haciendo. Se lo dijeron, y añadieron: “¡Señor Moody, vea como brilla nuestro rostro!” Moody le contestó muy cortésmente: “Moisés no sabía que le relucía el rostro” 

 

El cristiano brilla a través de sus acciones, pero su brillo no es para que él reciba gloria de los hombres. El cristiano al alumbrar nunca trata de atraer las miradas de las personas hacia él, sino siempre dirige las miradas de los hombres a Dios. El cristiano no piensa nunca en lo que él ha hecho, sino en lo que Dios le ha capacitado para hacer. Es por lo que Jesús al decirle a los cristianos que son luz les señala: “para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”

 

Jesús al señalarle a los cristianos que son luz del mundo les dice: “no se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.”

 

Una luz se enciende primeramente para permitir que las personas puedan ver.

 

Probablemente al referirse Jesús a una luz está haciendo alusión a un platillo de aceite en el que flotaba una mecha encendida que se colocaba sobre un soporte de madera. No eran nada fáciles de prender porque en aquel tiempo no existían fósforos. Las casas judías eran obscuras, con una sola ventana alta. Al salir las personas de la habitación colocaban la lámpara en una vasija de barro para que siguiera ardiendo sin apagarse.

 

La conducta del cristiano tiene que ser una que al ser vista por los no creyentes provoque en ellos el deseo de seguir a Cristo.

 

La entrada de embarcaciones a algunos puertos se torna difícil por la profundidad o por la extensión del canal de acceso. Se colocan boyas-faros para indicar el camino que deben seguir. En tiempo de neblina y por las noches estas boyas-faros se encienden automáticamente. Los capitanes conducen sus naves pendientes de lo que estas luces les señalan.

 

El cristiano como luz se convierte en el ejemplo que los no cristianos deben seguir en su actuar en la vida.

 

Las luces se usan en algunas ocasiones para advertir dónde hay algún peligro. El actuar del cristiano debe ser uno que advierta a los demás dónde hay peligro.

 

Al Jesús decir que los cristianos son la luz del mundo no está haciendo un llamado para que el creyente se con vierta en la luz del mundo. Jesús está haciendo una afirmación categórica: son la luz del mundo: es una luz que alumbra, guía y advierte el peligro. Las acciones de los creyentes son las que hacen esas tareas.

 

El mundo tiene que observar al creyente, pero el creyente tiene que hacer que los que le observen miren a Jesucristo y le den gloria a Dios.

 

Nadie puede alumbrar verdaderamente como creyente si Jesucristo no ha venido a su vida y su presencia hace que la hermosa luz de Cristo irradia de él.

 

Vivimos tiempos muy difíciles. Los cristianos somos “la luz del mundo …. alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”

Jorge Cintron
Jorge Cintronhttps://www.elversiculodeldia.com
Pastor en Primera Iglesia Bautista de Cayey, Puerto Rico

Libro Recomendado:

Un año con mi amigo fiel y verdadero: Jesús
365 días con la Palabra de Dios.

Un año con mi amigo fiel y verdadero: Jesús

es un libro devocional de lectura fácil que ofrece una lectura diaria de un versículo bíblico, acompañado de una breve reflexión y una oración que te inspirará a conectarte con Dios.

Este devocional diario es perfecto para aquellos que desean cultivar una relación más profunda con Dios a través de la lectura regular de la palabra de Dios y la oración.

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ayúdanos a compartir Su Palabra...

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15

WHATSAPP

Recibelo diario.

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER

YOUTUBE

PINTEREST

VIMEO

EMAIL (Suscripción)

Recibelo diario.

TELEGRAM

Recibelo diario.

TIKTOK

Recibelo diario.

CREAR POSTAL

Crea hermosa postal
Con tu versiculo favorito!

Anterior Publicación
Siguiente Publicación

Dios nunca nos dejara ni desamparara, pero fácilmente nos alejamos de Dios. Recibe versiculos biblicos de la palabras de Dios y acercarte a Él. Te invitamos a unirse a nuestra confraternidad.