¿Puedes amar como Dios te ama?

vejez

1a CORINTIOS 13:4-7 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”

Esta es una historia muy conocida pero vale recordarla hoy: En una ocasión un anciano llegó a una clínica para que le curaran una herida en una mano. Mostraba mucho apuro porque, según dijo, estaba atrasado para un compromiso. Mientras lo curaba, el joven médico le preguntó el motivo de su prisa, y él dijo que necesitaba ir a un asilo de ancianos a tomar el café de la mañana con su esposa que estaba internada allí hacía bastante tiempo. Su esposa sufría de “Alzheimer” en estado bastante avanzado.

Mientras terminaba el curetaje, el médico le preguntó si élla no se preocuparía porque él estaba retrasado. “No”, dijo él. “Ella ya no sabe quién soy yo. Hace casi cinco años élla ni me reconoce.”

Intrigado, el médico le preguntó: “Pero, si élla ya no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas?” El anciano sonrió, dio una palmadita en la mano del médico y le dijo: “Es verdad, élla no sabe quién soy yo, pero yo sí sé quién es élla.” Mientras el anciano salía de prisa, el joven médico, emocionado pensaba: “Ésta es la clase de amor que me gustaría encontrar en la vida.”

El pasaje de hoy describe el amor verdadero desde el punto de vista de DIOS, quien inspiró al apóstol Pablo a escribir esta carta a los cristianos de Corinto. Ciertamente no es fácil encontrar en este mundo esta clase de amor, porque sus características van más allá de todo entendimiento y todo sentimiento humano. Es un amor que no puede ser expresado por nuestra naturaleza carnal. Es el amor que se manifestó cuando DIOS envió a su hijo Jesucristo para que muriese en la cruz en lugar de cada uno de nosotros.

Y ese amor de DIOS es tan infinito, tan imposible de describir con palabras, que el apóstol Juan simplemente pudo escribir: “Porque de tal manera amó DIOS al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16) ¿Cómo describir el amor de un padre que sacrifica a su único hijo por salvar a aquellos que lo rechazaron desde un principio?

Y de esta manera DIOS nos exhorta a amar a los demás. En el Sermón del Monte, Jesús dice a sus discípulos: “Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.” (Mateo 5: 43-44).

Es muy fácil que amemos a aquellos que han sido buenos con nosotros. Pero, ¿amar a los que nos han herido? Jesús nos exhorta a amar de esta manera porque primero ÉL dio el ejemplo. En los momentos más difíciles y dolorosos de su vida, mientras sufría el indescriptible dolor de la crucifixión, Jesús clamó al cielo, diciendo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”(Lucas 23:34).

Este es el verdadero amor, aquel que hace que nos olvidemos de nosotros mismos y pensemos primero en los demás. Sólo el Espíritu Santo puede poner en nosotros este amor tan puro que viene de DIOS, porque DIOS es amor.

Muchos países celebran, el 14 Febrero, el “Día del Amor y la Amistad” también llamado el “Día de los Enamorados”. Hagámonos el propósito de celebrarlo nosotros mostrando al mundo el precioso amor de nuestro DIOS. Expresemos ese amor con nuestras palabras y acciones aún a aquellos que, de alguna manera, nos han herido. Para éllo es necesario que busquemos más el rostro del Señor en oración y leamos y meditemos más en Su Palabra. Pide a DIOS que Su Espíritu Santo produzca en tí su fruto. Entonces podrás amar de la manera en que ÉL te ama.

 

ORACIÓN: Amante Padre Celestial, reconozco que por mis propias fuerzas nunca podré amar a los demás como Tú deseas que los ame. Lléname de tu Santo Espíritu, y que en mí se manifieste su fruto para que yo pueda amar aún a aquellos que me han herido u ofendido. Te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.

Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ayúdanos a compartir Su Palabra...

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15

YOUTUBE

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER

PINTEREST

VIMEO

EMAIL (Suscripción)

Recibelo diario.

WHATSAPP #1

Recibelo diario.

WHATSAPP #2

Recibelo diario.

WHATSAPP #3

Recibelo diario.

TELEGRAM

Recibelo diario.

TIKTOK

Recibelo diario.

CREAR POSTAL

Crea hermosa postal
Con tu versiculo favorito!

Anterior PublicaciónGod works in all things
Siguiente PublicaciónCómo vivir muchos años y saludables

Más 130,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing