Plan Perfecto

plan perfectoSALMOS 22:9-11 “Pero tú me sacaste del vientre materno; me hiciste reposar confiado en el regazo de mi madre. Fui puesto a tu cuidado desde antes de nacer; desde el vientre de mi madre mi DIOS eres tú. No te alejes de mí, porque la angustia está cerca y no hay nadie que me ayude.”

 

Es muy cierto que muchas de las pruebas que nos ha tocado atravesar son profundamente dolorosas y desagradables desde los puntos de vista físico y espiritual. Así como el oro y la plata necesitan ser fundidos a grandes temperaturas para eliminar las escorias e impurezas, nosotros somos sometidos a la prueba para capacitarnos y reforzar nuestra fe. La disciplina siempre es dura para quien la recibe, pero al final resulta de bendición porque su objetivo es fortalecer nuestra obediencia.

 

Es muy posible que hoy tú estés pasando por una de esas fuertes tribulaciones que han desgastado tu cuerpo y tu alma. La buena noticia es que DIOS sabe hasta donde puedes aguantar y cuál es el mejor momento para suspender la prueba. ÉL cuidará de tu vida porque la aprecia; ÉL te la dio para que tú la disfrutes en compañía de ÉL.

 

Una de las cosas más reconfortantes en los momentos de angustia es también reconocer que DIOS siempre ha estado a nuestro lado en el pasado, especialmente en los momentos más difíciles. Saber que DIOS nunca nos ha abandonado y que su brazo poderoso siempre estuvo defendiendo nuestros intereses y nuestra vida, es algo que nos llena de valor y paciencia para poder soportar la prueba hasta que logremos salir de ella con la ayuda de DIOS. Son muchas las ocasiones en las cuales DIOS nos ha librado de tantos pesares, de la muerte o de graves accidentes. Muchas de ellas nunca las conoceremos hasta ese glorioso momento en que nos veamos cara a cara con DIOS y ÉL nos revele como Su providencia perfecta nos sacó del peligro.

 

Así como te ayudó en el pasado, te ayudará ahora y te ayudará siempre. Todo forma parte de un plan perfecto que ÉL ha diseñado exclusivamente para ti por lo que puedes descansar en ÉL. Todo está bajo Su control. Búscalo y no te apartes del camino que ÉL te ha trazado. Este es el secreto de la felicidad, andar todos los días de la mano de DIOS.

 

ORACIÓN: Soberano DIOS, te agradezco por todas las veces que me has protegido y me has librado de tantos peligros. Especialmente quiero agradecerte por haber enviado a Jesús quien me libró de la muerte eterna. Hoy me inquietan mis pesares y necesito me ayudes a enfrentar la vida con la certeza de que siempre tendré Tu compañía, Tu amor y Tu perdón. Fortalece mi confianza en Ti, enséñame a esperar en Ti, y a reconocer que tienes un plan perfecto para mi vida, a pesar de la prueba que estoy atravesando. Ayúdame a recordar que eres mi Guía y mi Protector, y me llevaras a salvo por Tu senda angosta y recta. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónEl que halla esposa
Siguiente PublicaciónGenesis 15 – Dios promete a Abram un hijo

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.