¡No erréis, o no os engañéis! – Segunda parte

cocechaNo os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.
Gálatas 5:22; 6:7-8

¡No erréis, o no os engañéis!

Dios actúa con los hombres según ciertos principios. Uno de ellos es que cosecharemos lo que hayamos sembrado. Así sucede en la naturaleza: ¡si sembré trigo, no voy a cosechar maíz! Esto también es cierto en el plano espiritual.
El que cree en Jesucristo recibe la vida eterna y el Espíritu Santo, pero también sigue teniendo hasta la muerte su naturaleza, la carne, que se opone a Dios. Es como un manzano que fue injertado: todo lo que crece a partir del injerto lleva buen fruto, pero los retoños silvestres de la base del árbol no dan nada bueno. De igual manera, las consecuencias de nuestros actos dependen de lo que los haya motivado. Si fueron motivados por el Espíritu, el fruto será para la gloria de Dios, y para nuestro bien. Si fueron originados por la carne, el resultado sólo será algo débil y triste. “El ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz” (Romanos 8:6).

Nuestra propia experiencia nos muestra que cada vez que sembramos para “la carne”, cosechamos frutos amargos. Nuestro Dios no quiere que nos comportemos así, por ello nos advierte con amor. El hijo rebelde que se había ido de la casa paterna tuvo que sufrir las consecuencias de su mala conducta, pero a pesar de todo, su padre lo recibió (Lucas 15:11-32) y la gracia sobreabundó para él (Romanos 5:20).

No nos desanimemos; al contrario, velemos y esforcémonos, con la ayuda del Señor, para cultivar el “fruto del Espíritu”.

(mañana continuará)

2 Crónicas 27 – 1 Corintios 16 – Salmo 105:1-6 – Proverbios 23:4-5
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior Publicación¡No erréis! – Primer parte
Siguiente Publicación¡No erréis! – Tercera parte

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.