¿Lamento o Agradecimiento?

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:18

 

En la segunda guerra mundial, la anciana evangelista Corrie Ten Boone, testifica que ella y su hermana menor se encontraban presas en un campo de concentración Alemán. Ellas estaban presas por haber refugiado a judíos que huían de la persecución del dictador Adolfo Hitler. Las barracas en las cual le toco vivir estaban llenas de insectos y moscas molestosas.

 

Cuando finalmente le sirvieron comida rancia, no apetitiva, Corrie le indicó a su hermana que diera gracias a Dios por los alimentos y demás. Ella vehemente rehusó dar gracias porque no veía razón, en estas circunstancias negativas para tener ninguna acción de gracias.

 

Corrie insistió que lo hiciera por fe…su hermana accedió a la petición de Corrie.  Luego, con el tiempo, supieron que los guardias no las maltrataban o le abusaban o impedían la oración y lectura bíblica en aquella barraca porque estaban evitando entrar donde habían tantas moscas molestosas.

 

ENTONCES DIERON GRACIAS POR LAS MOSCAS!

 

Nosotros siempre tenemos un ideal de lo que debería ser la vida y más aun creemos saber cuál es la mejor manera de resolver todo lo que nos acontece; sin embargo testimonios como estos nos enseñan cuan equivocados podemos estar. Una circunstancia dolorosa o incómoda para nosotros podría ser la bendición que ni imaginamos.

 

Por lo general nos quejamos de todo aquello que debemos soportar, estamos descontentos por las personas que tenemos como jefes, disgustados por la manera de ser de nuestros hijos, protestamos por el vecindario que nos tocó vivir, en fin, siempre tenemos motivos para quejarnos; pero la Palabra nos enseña que no podemos vivir con tal lamento; por el contrario debemos dar gracias por todo. No es dar gracias por estar pasándola mal con algo o alguien, sino por el propósito oculto que hay tras esa situación o persona.

 

Así que ya sabe, la siguiente situación de molestia que se le presente piénselo dos veces antes de quejarse más bien tomemos el consejo de Efesios 5:20 “Dando siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre”

 

DECLARACION: ¡Señor te doy gracias por todo!

 

Oración: Señor, tu eres omnisciente y además siempre procuras el bien para nosotros. Te pido que cambies mi manera de ver las circunstancias. Regálame hoy un corazón agradecido para poder darte gracias por todo en todo tiempo, te lo pido en el nombre de tu amado hijo Jesús. Amén.

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónQué has hecho? – Reflexiones
Siguiente Publicación¿JUSTICIA CIEGA?

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.