La humildad de David

Dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre del Señor de los ejércitos… a quien tú has provocado.
1 Samuel 17:45

Señor, no se ha envanecido mi corazón, ni mis ojos se enaltecieron; ni anduve en grandezas, ni en cosas demasiado sublimes para mí.
Salmo 131:1

La victoria de David sobre el gigante Goliat es un pasaje muy conocido de la Biblia. David era el último de una familia numerosa. Pastoreaba las ovejas de su padre. Cuando los animales salvajes atacaban su rebaño, él los combatía confiando en Dios, y cada vez fue librado. Allá, en medio de la soledad, su fe creció; su vida interior con Dios se profundizó, y aprendió a conocerlo cada vez más.

Un día Dios lo escogió a él, el más joven de la familia, para ser rey (1 Samuel 16). David no se enorgulleció, pero tampoco eludió el asunto. Mediante su fe y su amor por Dios, su pueblo fue liberado del gigante que lo aterrorizaba. David nos muestra la verdadera humildad. El apóstol Pablo escribió: “Por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo” (1 Corintios 15:10).

Establecido como rey, David hallaba su fuerza en Dios, como lo había experimentado en su singular combate contra Goliat.

Ése es el secreto de la humildad: por una parte, aceptar que el hombre por sí mismo está perdido, sin fuerzas, sin poder alguno; y por otra parte, conocer al Señor, la fuente de la vida, de la fuerza y de la sabiduría. La humildad consiste en olvidarse de uno mismo para pensar en el Señor, para vivir de él y para él. Él es nuestra vida (Colosenses 3:4). Nos libera de la mentira y de la vanidad, así como de la falsa humildad. ¡Todo viene de él: fuerza, victoria y gozo también!

Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre del Señor de los ejércitos... a quien tú has provocado.
Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre del Señor de los ejércitos… a quien tú has provocado.

Esdras 3 – Juan 2 – Salmo 112 – Proverbios 24:27
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.