La búsqueda de la paz

Porto-Alegre-Cais-Rio-Guaiba

FILIPENSES 4:8-9   “Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.  Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el DIOS de paz estará con ustedes”.

En la cúspide de su popularidad, creatividad y riqueza, los Beatles produjeron un controvertido proyecto llamado «El Álbum Blanco».

Este proyecto señaló la desintegración del grupo en piezas individuales, en vez de ser el producto de una colaboración conjunta.  También reveló un mayor desencanto con todo lo que su fama había producido.

En su canción «I’m So Tired» («Estoy Tan Cansado»), John Lennon expresó el vacío de su vida exitosa y adinerada, con estas profundas palabras: «Te daría todo lo que tengo por un poquito de paz mental».  Todo lo que tenía, todo lo que había logrado y todo lo que había llegado a ser no podía satisfacer esta sencilla, aunque profunda, necesidad personal.

El mundo en que vivimos no puede ofrecer paz. Sólo nos ofrece malas opciones. El placer, el poder y las posesiones no son sustitutos para la paz en el corazón y en la mente.

Pablo les recordó a los creyentes en Filipos: «Y la paz de DIOS, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Filipenses 2:14-16).

Es una paz que llena todo nuestro ser y que hemos de compartirla con un mundo que está desesperado por ella.  La paz —la verdadera paz— sólo se encuentra en una relación con Jesús. ¿Has recibido Su paz? —WEC

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.” – Jesús

ORACIÓN: Señor, gracias por la vida, por la salud y por todas las bendiciones que recibo.  Gracias por mi familia, mis amigos, mi trabajo y gracias porque en Ti encuentro la seguridad y la paz que busco.  Gracias Señor, en Tu nombre, amén.

Lectura Bíblica: Filipenses 4:4-9

Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!5 Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca. No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a DIOS y denle gracias. Y la paz de DIOS, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el DIOS de paz estará con ustedes. 

Nuestro Pan Diario

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónLa herida
Siguiente PublicaciónDios me ama

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.