GUARDA TU LENGUA DEL MAL Y TUS LABIOS DE HABLAR ENGAÑO

“La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos” (Proverbios 18:21).  Porque “la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno” (Santiago 3:6). El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido” (Proverbios 17:27). “No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre” (Mateo 15:11 (RVR1960).

Cada uno de nosotros será juzgado por el Señor porque, “… toda palabra ociosa que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio” (Mateo 12:36). De modo que, tenemos que tener mucho cuidado al abrir la boca para degradar al prójimo. Nuestra lengua tiene un poder para perjudicar a los demás, como también a nosotros mismos debido a que un día vamos a rendirle cuentas a Dios. El Salmos 34:13 nos hace una pregunta muy importante para todos diciéndonos:

¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien? La respuesta es la siguiente: Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño.

Cada vez que criticamos despectivamente al prójimo, nos alejamos de Dios. Dios no habita en un corazón calumniador o chismoso. Dios es el Juez y Él va a juzgarnos de acuerdo con nuestras obras. La Palabra de Dios habla acerca del perdón, Él nos manda a perdonar, también nos habla del arrepentimiento genuino. Un arrepentimiento genuino es aquel que no repite las cosas desagradables que a Dios no le agrada. Cuando un hombre se arrepiente verdaderamente, deja atrás las calumnias y los comentarios despectivos hacia las demás personas. El perdón verdadero es la prueba genuina de un corazón arrepentido. Donde hay amor, las calumnias y el chisme no cobra lugar.

“Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados. Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones” (1 Pedro 4:8-9 (RVR1960).

Oremos:
Señor Jesús, hoy vengo a pedirte perdón por todos mis pecados. Reconozco que te he fallado con mis labios. Te pido perdón. Ayúdame a poner guarda en mi corazón para no pecar contra Ti oh Dios. Padre, en el Nombre de Jesús te pido que trabaje en mi renovando mi mente y mi corazón cada día. Que mis pensamientos siempre sean agradables y que al abrir mi boca pueda edificar y levantar al caído. Padre Eterno, cancelo en el nombre de Jesús toda crítica negativa hacia los demás. En el Nombre de Jesús rompo toda cadenas de murmuración y me declaro libre en el nombre de Jesús. Amén y Amén.

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org



Fuente Original: GUARDA TU LENGUA DEL MAL Y TUS LABIOS DE HABLAR ENGAÑO

Amy Meryhttps://www.elversiculodeldia.com
Salva por la gracia de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ayúdanos a compartir Su Palabra...

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15

YOUTUBE

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER

PINTEREST

VIMEO

EMAIL (Suscripción)

Recibelo diario.

WHATSAPP #1

Recibelo diario.

WHATSAPP #2

Recibelo diario.

WHATSAPP #3

Recibelo diario.

TELEGRAM

Recibelo diario.

TIKTOK

Recibelo diario.

CREAR POSTAL

Crea hermosa postal
Con tu versiculo favorito!

Más 130,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing