Florece!

¡Dios les bendiga Amadas! 

Durante esta semana quisiera que reflexionemos acerca de lo importante y necesario que es florecer en medio a nuestro desierto. 

Y comenzaremos reflexionando con la Palabra que se encuentra en: 

Isaías 35:1‭-‬2 TLA
“Isaías anunció: «¡El desierto florecerá y la tierra seca dará fruto! Todo el mundo se alegrará porque Dios le dará al desierto la belleza del monte del Líbano, la fertilidad del monte Carmelo y la hermosura del valle de Sarón.” 

Meditemos en esto: 

“Un gigantesco manto de flores multicolores tapiza el desierto de Atacama, el más árido del mundo en el norte de Chile, con una intensidad no vista en varias décadas, un maravilloso efecto del fenómeno de «El Niño». Sobre las inmensas laderas desérticas, florecieron miles de especies de flores de color amarillo, rojo, blanco o violeta, que han llenado de color este inmenso espacio vacío que en esta época alcanza temperaturas por sobre los 40 grados Celsius…

Cuando uno piensa en desierto, piensa en absoluta sequedad, en ese sol candente que abraza nuestra piel y la lastima, en la gran necesidad de agua debido a la deshidratación y sobre todo en la falta de vegetación; y debido a ese clima tan hostíl el desierto es simbolo de esterilidad. ¿Puede florecer un desierto? Según el versiculo de Isaías y el desierto de Atacama en Chile, podemos apreciar que sí puede florecer el desierto. Esto me dice que no importa la condición en la que se encuentra un desierto debido a las cosas que serían imposibles ver por su clima, pueden cambiar y lo que no podíamos ver, ni apreciar, como lo son la belleza de las flores y el verde de una planta, las podemos notar. Y es que la mano de Dios se posa en nuestra vida cuando reconocemos que somos frágiles. 

Toda la naturaleza nos habla de que hay un Dios todopoderosos que tiene el control de ella, así como tambien tiene el control de nuestra vida.

Cuando florecemos en medio a la adversidad y en medio al viento solano, aquellos que estan a nuestro alrededor pueden apreciar las cosas hermosas que Dios a hecho y que hace en nuestras vidas en medio a nuestro desierto, así como se pudieron apreciar aquellas flores en el desierto de Atacama. 

Nuestras vidas tambien pueden florecer en el desierto. Podemos con la ayuda del Espíritu Santo ser llenas de su gracia, ser saciadas de su agua de vida y brillar aún cuando todo se ve obscuro y frio. Y por la razón de que somos testimonios vivos de lo que Dios puede hacer en medio a la adversidad es que es importante y necesario que florezcamos. Y Dios no solo desea que florezcamos, sino que como detrás del florecer hay frutos, así Dios quiere que tambien llevemos frutos. Aunque las condiciones parecen no ser favorables, y no veamos que hay esperanza, Ten ánimo, su Palabra en Jeremias 32:27; “He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí? En ninguna manera.

De nuestra vida en medio al desierto, deben dejarse ver dos cosas que son importantes en una planta que ha florecido, y estas son: la belleza y el perfume, cosas que nos llevaran luego a ver y disfrutar del fruto.

Cuando estamos pasando como decía el salmista: “por el valle de sombra y de muerte”, sentimos que somos invisibles y que nadie nota nuestra situación, pero no es así. Cuando seguimos siendo de ejemplo aunque estemos pasando momentos duros, ese testimonio de fidelidad, de entrega y de paz son los que dejan ver que estamos floreciendo en medio a nuestro desierto.

Todo aquel que ahnela crecer debe demostrar que se es fiel a Dios cuando todo está bien y sobre todo cuando las cosas no estan tan bien. Es ahí, cuando todo parece infructuoso, cuando debemos emanar del perfume de su Presencia y dejar ver que nuestra confianza está en aquel que dijo que no nos dejará, ni nos desamparará.

Aún cuando nos sentimos sin deseos de seguir perfumando a otros. Las circunstancia no pueden impedir que sigamos mostrando el brillo del Señor en nosotras, ni dejar de perfumar con nuestro amor a otros.

Así que mis amadas hermanas, “Florece”, aunque las condiciones digan lo contrario, “Florece”, aunque te falten las fuerzas, “Florece”, aunque el enemigo diga lo contrario, “Florece”, y sobre todo; muestra la belleza de Dios en ti y perfuma a otros con el testimonio del amor que Dios ha depositado en tu vida. Florece, perfuma y muestra la belleza de Dios en tu vida, que al final el fruto testificara.

Dios te Bendiga !!

✍️ Escrito por Vaneliz Vales para
Mujeres a los pies de Jesús
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ayúdanos a compartir Su Palabra...

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15

YOUTUBE

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER

PINTEREST

VIMEO

EMAIL (Suscripción)

Recibelo diario.

WHATSAPP #1

Recibelo diario.

WHATSAPP #2

Recibelo diario.

WHATSAPP #3

Recibelo diario.

TELEGRAM

Recibelo diario.

TIKTOK

Recibelo diario.

CREAR POSTAL

Crea hermosa postal
Con tu versiculo favorito!

Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día
Siguiente PublicaciónOrando – Gálatas 4:7

Más 130,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing