Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí,y oyó mi clamor

Qué alegrí es conocer que aunque somos como un granito
de arena delante de Dios, Él nos ve a cada uno
personalmente y tiene cuidado de nosotros.

Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó
a mí,y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo
de la desesperación, del lodo cenagoso; puso
mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.
Salmo 40:1-2

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.