Devocional de Navidad 6 – Él Nunca Cambia

La navidad está llena de tradiciones, ¿Cuáles te gustan?, tal vez sea la decoración, la deliciosa comida de las abuelas, la reunión familiar de la noche de Navidad.

Muchas de éstas son costumbres que se han seguido por años, aunque algunas han cambiado; quizás hay más luces en casa que antes, o tal vez ha disminuido el deseo de compartir en familia, o la televisión a substituido la integración de familias, o simplemente la comida ya no se prepara en casa, sino que se compra preparada; las costumbres cambian y se crean otras, ¿verdad?

Pero hay uno que nunca cambia, ni cambiará. Pueden pasar los años, y aun los siglos, pero el Señor no cambia, lo dice la Biblia en Hebreos 13:8, cuando declara que “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” (RVR1960).

Una característica fundamental de Dios es la inmutabilidad, es decir, que Él nunca cambia, es como dice el verso “es el mismo, ayer, hoy y por la eternidad”.

El salvador vino al mundo en forma de hombre en Jesús –Dios hecho hombre; nació en un pesebre, del vientre de María.

Y el mismo que vino, vivió y se sacrificó por todos nosotros, está como Rey resucitado a la diestra del Padre; Él es el mismo hoy que ayer, no ha cambiado; y el mismo anhelo que tuvo al nacer es el mismo que tiene hoy, esto es, que todos le conozcan como Señor y salvador, para que seamos participes de Su gracia, amor, promesas y así vivir una vida plena, a la manera de Él.

Por eso, aunque las tradiciones cambien, tú ten la certeza de que Él no cambiará jamás. Búscale en este tiempo de Navidad, hónralo, ¡Alégrate porque un día Él vino al mundo!, y jamás olvides que “Él es el verdadero motivo de esta temporada”.

Oremos: “Señor, gracias que podemos compartir en familia en estos días, gracias por la provisión recibida diariamente, pero infinitas gracias te doy por Jesús, mi Señor y Salvador, el que nunca cambia, sé que siempre está conmigo y a mi favor, gracias por ser el motivo de la Navidad y por ser el centro de mi vida, en tu nombre, Amén

Versículo: “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”. Hebreos 13:8 (RVR1960)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPostal – Y vimos su gloria
Siguiente PublicaciónEclesiastés 7:8 #LBLA @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.