Devocional de Navidad 5 – Obediencia y Favor

El redentor del mundo nació de una mujer, escogida, separada y excepcional. Una mujer que nació vivió y murió como todos los seres humanos, pero tuvo el privilegio de dar a luz a “Emanuel” que significa “Dios con nosotros”

Dice la Biblia en Lucas capítulo 1, versos 28 al 30 “Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: Salve, ¡muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Más ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.” (RVR60)

Una persona “muy favorecida” es aquella en la que le pasan cosas extraordinarias, esa es la descripción que da la Biblia cuando el ángel Gabriel se acerca a María, la mujer escogida para ser la madre natural de Jesús. Estos son algunos elementos que aprendemos de María:

  • Mujer muy favorecida: Dios siempre tiene propósito para todos sus hijos, este se cumple en la medida en que hay entrega. María fue una mujer entregada y escogida quien recibió el favor de Dios sobre ella.
  • El Señor estaba con ella: La presencia de Dios estaba con ella porque era una mujer que se había reservado para Dios, seguramente con una fe inquebrantable.
  • Bendita entre las mujeres: Claramente el regalo más grande que tuvo María fue recibir la bendición, que solo ella pudo tener, de ser la madre natural de Jesucristo nuestro Señor. ¡Que privilegio!
  • Mujer llena de la Gracia de Dios: Ser llenos de gracia es estar llenos del favor de Dios. Significa tener la aprobación y bendición de Dios sobre toda nuestra vida. Solamente una persona que vive en obediencia a Dios y en relación diaria con Dios podrá estar llena de su gracia.

A María no se le adora, ni nos le postramos delante de ella; aunque claro que fue una mujer excepcional, un modelo de vida y valores. Así mismo podremos ver también a nuestras madres como las escogidas para traernos al mundo, y por esta razón damos gracias a Dios por sus vidas.

Podemos decir con certeza que María fue la primera persona en creer en Jesús como su Señor y Salvador, ya que recibió la información del cielo, en el anuncio del ángel, lo llevó en su vientre, y lo vio crecer, fue testigo de su ministerio, de su sacrificio y resurrección.

Recibe el mensaje de hoy como la oportunidad para empezar o continuar viviendo en obediencia a la Palabra de Dios, pues esta es la ruta para recibir el Favor, la Bendición y la Gracia de Dios, tal y como le ocurrió a María

Oremos: “Señor Jesús, gracias por nacer de una mujer de la cual aprendemos el valor de ser “mujer muy favorecida, escogida y bendecida” para el más grande propósito, ser la madre natural de nuestro redentor. Que hoy podamos ver que la obediencia, la humildad y la fe son elementos claves para que la “Gracia de Dios” este con nosotros, lo pedimos en el nombre de Jesús, Amen”

Versículos: “Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: !Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.” Lucas 1:28-30 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día
Siguiente PublicaciónEclesiastés 7:7 #LBLA @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.