Devocional de Navidad 3 – Confía en los planes de Dios

Creo que el plan que tenían José y María era vivir en Nazaret, educar a su hijo, crecer el negocio de la carpintería, algo así por el estilo, pero el decreto del Cesar los obligo a hacer el primer cambio de planes, desplazarse para Belén.

Estando allí, quizás lo planes de ellos fueron el de regresar a Nazaret, pero la ordenanza de Herodes de matar a los niños menores de dos años los obliga a irse para Egipto, hasta que pudieron al fin regresar a Nazaret.

Dos cosas claves ocurrieron en sus vidas, primero sus planes iniciales eran diferentes a lo que realmente iba a ocurrir.
Segundo, decidieron confiar en la guía de Dios al escuchar la voz del ángel que le indico a José en revelación las decisiones que debían tomar.

El inicio del año 2020 tuviste sueños e hiciste planes, pero todo cambio, por lo tanto, te pregunto ¿Cómo han cambiado tus esperanzas y sueños?
Solo tenemos dos opciones, o confiamos en nuestra capacidad para enfrentar los cambios o confiamos, como lo hicieron José y María, en la guía de Dios.

Creo que cada vez la gente confía menos en Dios con el correr de los años. ¿Por qué?; esto sucede porque con el tiempo las personas se vuelven más conformistas y renuncian a alcanzar nuevas metas.

Quizás, una enfermedad aparece, una relación se deteriora, una lucha por el pecado persiste, la depresión ha ganado terreno, etc.
Así que, por causa de lo persistente de algunas de tus luchas, y la carencia del poder para cambiarlas, hace que se deje de confiar en Dios.

Ten en cuenta esto “cuando cosas ocurren, o se aplazan las metas, se tiene la tendencia a renunciar a los sueños y a su vez a limitar a Dios”.
Pero cuando confiamos completamente en el Señor, y somos obedientes a Su Palabra, la visión reaparece, los sueños reviven y la esperanza se mantiene viva.

En Mateo 2:19-23, dice “Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto, diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño. Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel. 22 Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea, y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno”. (RVR60)

Esto me hace pensar que los planes iniciales de José con su familia en Nazaret no se habían acabado, sino que se aplazaron y se cumplieron a la manera de Dios.

En este año, tal vez lo que has hecho es pensar que tus sueños se pueden alcanzar solo en tus capacidades en lugar de permitir que sea Dios quien guie el proceso.

Por eso es por lo que te pido que avives tu fe, puesto que tenemos a un Dios en quien podemos totalmente confiar, sin embargo, si te enfocas más en lo que tú puedes hacer y menos en lo que Dios puede hacer, la visión para el mañana se pierde.

En esta Navidad, quiero animarte a retomar la visión. Para confiar en Dios más en este año que viene; para creer que hay cosas más grandes de Dios de lo que puedes lograr por tu cuenta. Que los atajos y los desvíos de la vida no son el final de los proyectos, sino una forma en la que el Señor nos esta protegiendo, o preparando para alcanzar las metas a Su manera.

En Lucas 5: 52, dice “Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres”. (RVR60)
El plan de Dios fue el de preservar la vida de Jesús de los ataques que iba a recibir, y así cumplir el propósito de que fuera nuestro Mesías, el redentor de nuestras vidas.

Al igual, si confías totalmente en Él, en medio de cualquier cambio de planes, al final verás que Su plan era el mejor y que Su propósito siempre se cumple.

Porque cuando estamos unidos a Cristo, se cumple lo escrito en Efesios 3:20 “Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros” (RVR60)

Le motivo para que vuelvas a confiar en El para grandes cosas en el año que viene, porque servimos a un gran Dios.

Oremos “Señor, gracias por mostrarme que los obstáculos de la vida no son el final de los planes, sino una manera en la que Tu organizas las cosas para que el resultado sea el mejor. Decido confiar totalmente en Ti, aunque en este año las cosas no hayan salido como las pensé, creo que en tus manos y con tu guía mayores y mejores cosas alcanzare, lo creo en el Nombre de Jesús, Amen”

Versículo, “Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros” Efesios 3:20 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

 

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.