De corazón o por obligación?

En cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien.
Salmo 73:28

Este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
1 Juan 5:3-4

Imaginémonos en el internado de un instituto una mañana lluviosa de invierno. A las seis y media suena el timbre para que todos los jóvenes se levanten. Un centenar de adolescentes adormilados dejan la cama de mala gana. Aborrecen el timbre a esa hora, y con dificultad obedecen la orden. Al mediodía el timbre vuelve a sonar. ¡Qué alegría escucharlo esta vez! También indica una orden, pero una orden a la cual obedecen con gusto, pues dejan los estudios para ir al comedor.

Así, una orden puede ser percibida de forma muy diferente según nuestros deseos. Si éstos son opuestos a la orden, nos cuesta obedecer, pero si coinciden con la orden, nos parece fácil obedecer.

Lo mismo sucede con las enseñanzas de la Biblia: si hemos ido al Señor mediante la fe, hemos recibido la vida de Dios. Entonces la lectura de la Palabra es para nosotros una necesidad y un gozo, y la oración es espontánea. (Si no es así, debemos hacer un serio examen de nuestra vida interior).

Al contrario, si no somos verdaderos creyentes, podemos esforzarnos en poner en práctica algunas enseñanzas bíblicas, como: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, pero esto será imposible, pues esas enseñanzas son opuestas a nuestros deseos naturales. Necesitamos, no una buena moral, sino un cambio de naturaleza. Necesitamos lo que la Biblia llama el “nuevo nacimiento”. Éste se produce cuando vamos al Señor mediante la fe.

Job 1 – Juan 19:1-30 – Salmo 119:129-136 – Proverbios 26:27-28
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPostal del Salmo 103:17-18
Siguiente PublicaciónUn canto en la niebla

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.