Cuando alguien cae

HelpingUp

1a CORINTIOS 10:12 “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.”

Oír sobre la mala conducta de una figura pública respetable se ha convertido en algo tan usual que, aunque tal vez nos decepcionemos profundamente, casi no nos sorprende. Pero ¿cómo deberíamos reaccionar ante la noticia de un fracaso moral de una persona destacada o de un amigo? Podríamos empezar mirándonos a nosotros mismos. Hace un siglo, Oswald Chambers les dijo a sus alumnos del instituto bíblico Bible Training College, en Londres: «Manténganse siempre alertas ante la realidad de que allí donde un hombre ha vuelto atrás es exactamente donde cualquiera puede hacerlo […]. La fortaleza desprotegida es doble debilidad».

Las palabras de Chambers hacen eco de la advertencia de Pablo a ser conscientes de nuestra propia vulnerabilidad cuando vemos los pecados de otros. Después de hacer un repaso de la desobediencia de los israelitas en el desierto (1 Corintios 10:1-5), el apóstol instó a sus lectores a aprender de esos pecados para que no los repitieran. No se centró en los pecados pasados, sino en el orgullo presente, cuando escribió: «… el que piensa estar firme, mire que no caiga»

Sacudir la cabeza a manera de reproche es una reacción común ante el pecado manifiesto. Sin embargo, es más útil la cabeza que asiente, diciendo: «Sí, yo también podría ser capaz de hacer eso», y que después se inclina para orar por aquel que ha caído y por el que piensa que está firme.

Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu.

ORACIÓN: Padre Santo, te ruego que eches fuera de mí todo juicio o concepto mal fundado por aquellos que han caído, y que me guíes a orar por ellos. Ayúdame a reconocer el carácter de la tentación que puedo tener frente a mí y a no luchar en mis propias fuerzas sino a experimentar el fluir de Tu poder divino para ayudarme a superar cualquier debilidad y apartarme del pecado. Te lo pido en el nombre de Jesús, amén

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior Publicación¿Por qué esperar?
Siguiente PublicaciónAtajos peligrosos

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.