Anonadarse para poder simpatizar

(Jesús) debía ser en todo semejante a sus hermanos… Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.
Hebreos 2:17-18

El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias.
Mateo 8:17

Si un amigo comparte conmigo su sufrimiento, intento comprenderlo. Pero, ¿cómo puedo ponerme en el lugar del que sufre? Si para mostrar que comprendo respondo precipitadamente: «¡Ah, sí, es como yo…!», y empiezo a hacer una descripción egoísta de mis propias tristezas, dejo a mi amigo frustrado porque no fui capaz de escucharlo hasta el final. Los que sufren se sienten solos, y su dolor se hace mayor cuando sienten que sus familiares y amigos no los entienden.

Pero, ¿qué sucede con Jesús, el Hijo de Dios? “Debía ser en todo semejante a sus hermanos…”, nos dice la Biblia. Como era Dios sabía todo, sin embargo tuvo que hacerse semejante a nosotros para mostrarnos que puede comprendernos y ayudarnos realmente. Tomó la condición humana, pero sin pecado.

Vivió en un cuerpo, y a través de él sintió el cansancio, el hambre, la sed, el sufrimiento. Sintió la soledad moral de aquel a quien los demás no entienden. Deseó la simpatía de sus amigos, pero no la tuvo. “Esperé quien se compadeciese de mí, y no lo hubo; y consoladores, y ninguno hallé” (Salmo 69:20).

Se hizo hombre, se humilló; por lo tanto puede tener una verdadera simpatía, humana y divina a la vez, una simpatía y un amor ilimitados, sin rastro de egoísmo.

Podemos dirigirnos a él con toda confianza para ser escuchados, comprendidos y animados.

Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros… y se alegrará vuestro corazón” (Isaías 66:13-14).

Isaías 66-13-14-Reflexiones Cristianas

Job 35-36 – Colosenses 2 – Salmo 135:8-14 – Proverbios 28:23-24
© Editorial La Buena Semilla

Publicador
Publicadorhttps://www.elversiculodeldia.com/
Salvo por gracia ❤ Dios es bueno y para siempre es Su misericordia!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPostal del Salmo 91:1
Siguiente Publicación¿Por qué confiamos en la Biblia?

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.