El está protegiéndonos

ventana

JOSUÉ 1:9 “Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y DIOS, estaré contigo dondequiera que vayas”.

En una ocasión una mujer se despertó al escuchar un sonido muy extraño, parecía oír golpecitos en la ventana.  Se levantó y fue a ver lo que estaba sucediendo.  Vio entonces una mariposa revoloteando en la parte interior de la ventana de cristal, nerviosamente yendo de un lado para el otro, mientras en el exterior un gorrión picoteaba en el vidrio tratando de alcanzarla.

La mariposa no veía la placa de vidrio y esperaba ser cogida a cualquier momento pues veía al gorrión tan cerca, casi en su cara, y estaba en total estado de pánico.  El gorrión persistía en sus intentos de devorar la mariposa, mientras ésta continuaba aterrorizada tratando de huir, sin darse cuenta de que el cristal la protegía de las malas intenciones del pájaro.

Esto es lo que a nosotros nos pasa cuando no entendemos que nuestra protección proviene de nuestro Señor Jesucristo.  Nuestros enemigos podrían aprovecharse de nuestra ignorancia y tratarán de intimidarnos y atemorizarnos.  Tenemos que recordar que la presencia de DIOS está entre nosotros Sus hijos y el peligro.

Muchas veces nos sentimos angustiados, ansiosos y deprimidos por las adversidades de este mundo.  Las cosas no van bien y parece que somos atacados por todos los lados.  No vemos salida para nuestras luchas y esperamos sucumbir en cualquier momento.

Pero… ¿cómo es eso posible?  ¿Y la promesa del Señor de auxiliarnos cuando clamamos?  ¿Y Su palabra diciendo que estaría con nosotros todos los días?  ¿Y Su amor diciendo: -“No temas qué yo soy contigo”?-

Entonces diré:

Si yo me siento tenso, debo confiar en el Señor.

Si las enfermedades están presentes, debo confiar en el Señor.

Si la soledad insiste en sentarse a mi lado, debo confiar en el Señor.

Si las nubes de lluvia se muestran oscuras y me amedrentan, debo confiar en el Señor.

Luego, ÉL enviará un claro y brillante rayo de sol.

El rey David a través de su propia experiencia en su relación con DIOS afirma en el Salmo 91:1 “¡El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente!”.

Si vivimos bajo el abrigo de DIOS, buscando Su rostro diariamente por medio de la oración, la lectura y meditación de Su Palabra y la obedecemos, vamos a conocer y comprender aún más cuán grande es nuestro DIOS, y estaremos seguros que podemos contar con Su protección, afirmando que nada ni nadie podrá hacernos daño, pues… si DIOS es por nosotros, ¿quién contra nosotros? (Romanos 8:31).

Nuestro DIOS jamás nos desampara.  No necesitamos temer las adversidades del camino, ÉL está protegiéndonos.  Mucho más que el vidrio de la ventana que protegía a la mariposa, el mal no podrá alcanzarnos.  La mentira no podrá derribar la verdad y la derrota jamás destruirá nuestra victoria en Cristo Jesús.

ORACIÓN: Padre Nuestro, gracias porque Tú permanentemente me proteges y me bendices.  Ayúdame para que mi comportamiento y todo lo que haga sea de Tu agrado.  Gracias por las muestras de Tu amor.  En Cristo Jesús, amén.

LECTURA BIBLICA: Romanos 8:28-39

La obra salvadora de DIOS

28 Sabemos que DIOS dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito. 29 A los que de antemano DIOS había conocido, los destinó desde un principio a ser como su Hijo, para que su Hijo fuera el primero entre muchos hermanos.30 Y a los que DIOS destinó desde un principio, también los llamó; y a los que llamó, los hizo justos; y a los que hizo justos, les dio parte en su gloria.

31 ¿Qué más podremos decir? ¡Que si DIOS está a nuestro favor, nadie podrá estar contra nosotros! 32 Si DIOS no nos negó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos también, junto con su Hijo, todas las cosas? 33 ¿Quién podrá acusar a los que DIOS ha escogido? DIOS es quien los hace justos. 34 ¿Quién podrá condenarlos? Cristo Jesús es quien murió; todavía más, quien resucitó y está a la derecha de DIOS, rogando por nosotros. 35 ¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo? ¿El sufrimiento, o las dificultades, o la persecución, o el hambre, o la falta de ropa, o el peligro, o la muerte violenta? 36 Como dice la Escritura: “Por causa tuya estamos siempre expuestos a la muerte; nos tratan como a ovejas llevadas al matadero.”

37 Pero en todo esto salimos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Estoy convencido de que nada podrá separarnos del amor de DIOS: ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los poderes y fuerzas espirituales, ni lo presente, ni lo futuro, 39 ni lo más alto, ni lo más profundo, ni ninguna otra de las cosas creadas por DIOS. ¡Nada podrá separarnos del amor que DIOS nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor!

Mildred Natera
Mildred Naterahttps://www.elversiculodeldia.com
Una sierva para la gloria de Dios!

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.